XVI Capítulo General Ordinario

XVI Capítulo General Ordinario

Se realizó en la Casa Generalicia, en La Campiña Caracas del 20 al 29 de agosto del 2012. Fue secretaria de este Capítulo la hermana Luisa América Córdova. La Superiora General, resaltó como una semana de gracia y fraternidad, los días compartidos, previos al Capítulo, los cuales fueron dirigidos por el Padre Carlos Zambrano, quien a través de experiencias orantes, orientó a todas a la práctica del perdón y la reconciliación como elementos necesarios, para un trabajo fructífero desde la presencia del Espíritu Santo, que invita a dar testimonio de Dios y a construir su Reino. El mensaje central de la ponente invitada para el tema de cómo asumir y/o responder a la situación político social que vive el país, fue la de ser portadoras de confianza, esperanza y liderazgo desde la identidad cristiana católica, ser luz, llamas vivas que alumbren en medio de las situaciones de adversidad que se presentan, ser radicales en la vivencia del amor desde el seguimiento a Jesús, tal como lo hizo en su momento la Beata Candelaria de San José. Se dejaron propuestas en cuanto a mantener activa la pastoral vocacional, involucrando a los laicos y a las familias de las hermanas en este trabajo, realizar encuentros familiares por regiones, intensificar las jornadas de oración comunitaria por las vocaciones, dar un mayor acompañamiento a las junioras y reforzar su formación con cursos sobre cocina, costura y otras labores que puedan ayudar en sus apostolados y servicios comunitarios. El Padre Manuel Moreno, religioso carmelita, invitado para la jornada, trabajó sobre el mensaje final de la Congregación General de la Orden, en los tres aspectos de la misma: “Religiosos Contemplativos” donde enfatizó sobre la necesidad de interiorizar en la contemplación como elemento integrador de la fraternidad y el apostolado, ser testigos del carisma del Carmelo desde la humanidad, esperanza, alegría, reconciliación, perdón e inclusión, colocando a Dios en el centro de la vida; segundo aspecto ser “Profetas de Esperanza”, humildes, haciendo conciencia de la fragilidad y herida personal, para necesitar y experimentar la misericordia de Dios, teniendo como ejemplos la humildad de Jesús y de María, su santísima Madre y como tercer aspecto “En medio del pueblo” ser solidarios, confiar en la Providencia de Dios, seguir la obediencia del profeta, enfrentar la situación de pecado e idolatría del pueblo, sembrando esperanza, dejar ver nuestra amistad con Dios, mostrarnos siempre disponibles, esto espera el pueblo de un carmelita, dicho esto por un laico invitado. Esencial para todo esto, es el trabajo con las familias. La elección de la Superiora General se realizó el 25 de agosto, quedando elegida para un segundo sexenio la Madre Evelín González. Como miembros del Consejo General se eligió a la hermanas Carmen Moreno, Regina Varela, Ana María Montilla y Rosa María Molina. Se cerró la elección con una Eucaristía celebrada por los Padres carmelitas de la Provincia Bética. Entre los aspectos más resaltantes de este Capítulo fueron la pastoral vocacional y la formación, para seguir trabajándolos con dedicación y empeño.